11 de mayo de 2009

En memoria de Gonzala


Hoy, nuestra querida Gonzala, ha ido (según dice el sacerdote) a reunirse con el Señor, yo desde luego tengo mis dudas existenciales, aunque eso ahora, no es demasiado importante, puesto que ella era bastante creyente. Lo más importante es el vacío que deja entre todos nosotros.Te recordaremos y notaremos tu ausencia, igual que nos pasa desde que se nos fue Claudia, como es un pueblo pequeño se nota mucho más la falta de personas de esta comunidad. La mayoría somos mayores y dada nuestra edad, nos volvemos mas sensibles y poco a poco veo como perdemos la ilusión, pero nos tenemos que animar y tirar para adelante.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

4 comentarios:

Pili dijo...

rogaremos por ella con cariño
un abrazo

carlota dijo...

Tendremos que acostumbrarnos a las ausencias. Con el paso de los años, la vida va adquiriendo un tono irreal, cambiante... En mis años de infancia y juventud la imagen de personas como Gonzala parecía inamovible.
Un beso para ella y para Rosaura.

francisco dijo...

Entro por primera vez en este blog de nuestro pueblo. Felicitar a los que habeis tenido esta buena idea para comunicarnos los de lejos y los de cerca y me alegra mucho que tengais tambien un recuerdo especial por los que aqui tuvimos cerca y ya nos han dejado. Es buen momento para agradecer sus vidas a Dios por el inmenso regalo que han supuesto para todos, en especial para sus familias y la leccion tan importante que nos dejan despues de una vida llena de esfuerzo y entrega en los años dificiles que les tocaron vivir. Nuestra Fe y nuestra oracion los siguen haciendo presentes y cercanos hasta el dia en que nos reunamos todos junto a nuestra madre la Virgen de la Zarza en nuestra verdadera patria que es el cielo. Mientras tanto, deseo que este pequeño rincon en el universo inmenso de la red sirva para que crezcamos todos en mayor fraternidad y anime a quien todavia no nos conoce a descubrir este bello rincon de nuestra querida sierra de Cuenca.

+ Francisco, párroco de Lagunaseca

maricruz dijo...

Parece mentira, era como una gacela, corriendo por los campos y sin parar, siempre en compañía de su marido, eran dos personas en una.

No se cansaba, pero un día desgraciadamente le llegó el cansancio, un cansancio que ella no había conocido antes...

Después de dos años y dos meses por fin descansó; descansó de tantos ires y venires, de estancias y altas en el hospital, de transfundirse ¡Que lástima en una persona tan vital!

Paco la adoraba, su hijo también, su nieta mantiene monólogos con ella en el silencio del atardecer en el cementerio y yo... yo que tanto la cuidé, la sigo echando de menos...¡Que lástima que te fueras Gonzala! Descansa en Paz.


Mari Cruz

Si teneis algo que decir ó bien mandar alguna cosa para insertar al blog, podeis mandar al correo electrónico.
losalechares@gmail.com